Click to sign up for our newsletter and get amazing content right to your inbox!

Nuestra vacación cerca de casa en pareja de Orlando North, Seminole County

Yo estaba acostumbrada a viajar frecuentemente, pero este año ha sido muy diferente. Para no enfocarnos en lo negativo de la situación actual, hemos buscado nuevas maneras de entretenernos que fueran seguras, divertidas y cerca de casa. Estas aventuritas nos han permitido descubrir experiencias que no hubiéramos aprovechado de otra manera. Nuestra aventura más reciente fue una “staycation”; una mezcla de comodidad local, vacaciones con creatividad y apoyo a nuestra comunidad.

Nuestra “staycation” comenzó cuando Tyler terminó su trabajo virtual del día y manejamos al Courtyard de Marriott Orlando Lake Mary. Entrando al estacionamiento, notamos la conveniencia de restaurantes y bares (cuando vuelvan a abrir) justo al lado del hotel. En el vestíbulo los empleados nos atendieron con todas las precauciones necesarias para la pandemia. Todos tenían máscaras y habían vidrios de “plexiglass” entre nosotros y la recepcionista.

Nos dieron nuestro cuarto en el tercer piso con balcón sobre la piscina, pero no nos esperábamos la sorpresa que encontramos.

El hotel se superó con el cuarto que nos dio. Habían pétalos de rosas, champán en hielo y una mesa lista para nuestra cena romántica. Desempacamos después de relajarnos un ratito y bajamos a la piscina. Freddy, el perro inflable, se juntó a disfrutar del agua y el sol de Florida.

Al atardecer, fuimos a Heathrow Square a decidir qué íbamos a cenar. Escogimos Samurai Sushi, ya que teníamos un vegetariano y una intolerante al gluten (créeme, ya sé que somos una pareja difícil de nutrir), y ordenamos la cena para llevar.

Nuestra cita comenzó con una cena romántica en el balcón de nuestra habitación. Acompañados con rosas y Rosé (además de unas lucecitas que traje yo), nuestra noche tuvo un gran comienzo. Comimos, bebimos, y disfrutamos la conversación con la vista desde el balcón. Créanme cuando les digo que hacía tiempo que no nos vestíamos para salir. En realidad hacía MESES que no nos vestíamos bien.

Como es nuestra nueva tradición, después de cena nos pusimos nuestras pijamas y jugamos un juego. Durante el curso del año hemos expandido nuestra colección de juegos de mesa. Esta noche, jugamos Mysterium y nos acurrucamos. Terminamos la noche abrazados viendo Netflix.

La mañana siguiente, desayunamos con muffins (sin gluten!) y sándwiches vegetarianos. De nuevo notamos como el hotel anticipó nuestras necesidades.

Después del desayuno, empacamos el carro y salimos a visitar el Zoológico de Florida Central y Jardín Botánico. Estaba cerca al hotel y llegamos en un cuarto de hora. Yo quería darle de comer a la jirafa y él quería caminar con las llamas.

Entrando al zoológico, habían varias advertencias de las nuevas reglas por la pandemia. El uso de máscaras era obligatorio y nos dieron desinfectante para manos (hand sanitizer) personal al darnos las boletas. Nuestra primera parada fue en “Barnyard Buddies” a darle de comer a las cabras y llamas. Tyler conoció un nuevo amigo y yo le di de comer a todas las cabritas que se me acercaban.

Luego fuimos al lado, al “encuentro de las jirafas”, donde los dos le dimos de comer a estos majestuosos animales. Es increíble como puedes percibir la personalidad de estos animales. Son tiernos y caprichosos al mismo tiempo, y tuve el chance de ver una de las jirafas más pequeñas entrometerse y robarse la comida de su mamá.

Luego seguimos andando por los caminos del zoológico, disfrutando los jardines botánicos y los animales, nativos y foráneos. El Zoológico de Florida Central es hogar de más de 350 animales, entre lagartos y osos nativos a la región a animales en peligro de extinción como el rinoceronte. El momento favorito de Tyler, fue la visita a los felinos, con varios leopardos y jaguares muy fotogénicos.

El oso estaba durmiendo cuando llegamos, así que no logré tomarle una buena foto. Pero después de ver a los animales que estaban despiertos, visitamos las varias amenidades del zoológico. Había un jardín de agua para los pequeños, un restaurante con la fila marcada con seis pies de distancia entre los comensales, e inyectadoras de plástico para llevar como recuerdos modelos de tus animales favoritos. Nos llevamos un recuerdo del rinoceronte.

Nuestra primera “staycation” fue un gran éxito! Muchísimas gracias a DoOrlandoNorth por la oportunidad de explorar estos tesoros locales. Si les puedo dejar con un consejo, es que nunca subestimen las aventuras que tienen cerca de casa.


Nakiesa Faraji-Tajrishi

Nakiesa is a solo travel and content creator based out of Orlando, Florida. An Orlando native who made the transition from engineer to a photographer, her style consists of whimsically creative and technically sophisticated self-portraits, stunning landscapes, and local tips inspired by her travel adventures. With a passion for exploring the best of what Florida has to offer, Nakiesa’s goal is to share stories, videos, and photos from around Seminole County to inspire others to get out and explore the hidden gems of the sunshine state. Through the use of drones, surrealist editing, and videography components, Nakiesa shares her vision of Florida, showcasing her love and appreciation for the beautiful state she calls home.